vinagre de manzana

Pasos para hacer vinagre de manzana casero

Al vinagre de manzana es posible encontrarle un montón de usos, desde su aporte en la cocina, tratamientos naturales de belleza, hasta algunos trucos de limpieza. Siendo un producto común con múltiples beneficios.

Sin embargo, se pueden aprovechar muchísimo más beneficios si se trata de un producto de calidad. Y, ¿qué mejor manera de lograr eso que, preparándolo por nuestra cuenta en casa?

Ingredientes

  • 1 kg de manzanas (preferiblemente orgánicas).
  • Agua mineral.

Preparación del vinagre de manzana

Primero, debes lavar, pelar y cortar todas las manzanas, incluso deberás sacarles el hueso o corazón. Cuando solo te quedé la pulpa, es cuando se extraerá todo el jugo de las manzanas. Deberías obtener alrededor de un litro de jugo.

Luego el jugo será depositado en un vaso ancho de vidrio, pero solo alcanzando a llenar hasta la mitad. Con ayuda de un globo y una liga cubrirás la boca del vaso, de ese modo el oxígeno no entrará y los gases de la fermentación se expandirán.

El siguiente paso consiste en ubicar un lugar oscuro para guardar el jugo, donde la temperatura no superé los 20° C ni bajé de 16° C. Allí, se mantendrá por las próximas 4 – 6 semanas. No olvides revisar una vez si ha comenzado a  fermentar.

Al cabo de este tiempo habrás obtenido una sustancia llamada mosto, para convertirla en vinagre de manzana es necesario cambiar el recipiente, taparlo con un paño y guardarlo por tres días en un lugar cálido.

Posteriormente a esos tres días, el paño debe ser removido para comprobar que la temperatura del vinagre no haya cambiado bruscamente, pues se corre el riesgo de que se dañe. Recuerda batir el contenido del recipiente al menos una vez al día.

Una vez concluido el procedimiento, es necesario filtrar el vinagre de manzana, antes de almacenarlo en una botella o recipiente, de preferencia oscuro.