NEO

¿Cómo funciona la moneda electrónica NEO?

Neo es el primer proyecto chino de cadena pública, que salió al mercado en el año 2014 llamándose originalmente Antshares, hasta mediados de 2017 cuando cambia a NEO, la cual ya traía una capitalización de 500 millones de dólares.

 

Actualmente, esta plataforma ha alcanzado los 872 nodos de funcionamiento, con un valor por unidad de 14 dólares, operan alrededor de 1,24 millones de bloques acorde a las estadísticas proporcionadas por Coinmarketcap.

 

NEO tiene como característica que posee su propia blockchain, la cual representa una nueva plataforma de negocios internacionales, pues su propósito es dar soporte a nuevas redes de negocios.

 

Se maneja dentro su propio ecosistema generando identidad digital y contratos inteligentes. El token de NEO no es minable, y en teoría tiene una disponibilidad de 50 millones de monedas en circulación de un total de 100 millones creadas.

 

La plataforma de NEO es de código abierto con visión de generar un medio ambiente comercial totalmente nuevo, con el propósito de generar una red de valor donde las transacciones seas directas y cada vez más transparentes.

 

Su algoritmo es único y viene derivado de la estructura original de Ethereum mientras enfatiza el soporte al comercio descentralizado. A su vez, es una versión mejorada de Etherum el cual ha sido hackeado en su blockchain, lo cual lo hace más atractivo.

 

Neo también mejoró aspectos técnicos documentales, sus medios sociales, lo referente a sus nodos blockchain, incluso el sitio web oficial. Los cambios más representativos de esta actualización migratoria radican en sus contratos inteligentes.

 

Puesto que NEO 2.0 viene a ser un sistema de contrato inteligente, amplia el soporte de más lenguajes como el JAVA, .NET, Go, C# , y próximamente soportará el lenguaje Python y JS.

 

NEO es un proyecto de alta envergadura, sin embargo, hasta ahora se mantiene dentro del mercado chino, afiliándose con grandes comercializadores de Asia y agencias de intercambio de criptomonedas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *